Adornos de San Valentín01.jpg

Lo más importante, a la hora de preparar San Valentín, es que priorices la limpieza de la casa. Después, que los aromas sean buenos, para lo que debe estar bien ventilada y, si puedes añadir algún olor suave que provenga de velas o incienso, mejor. Si tienes todo esto controlado, es hora de pensar en adornos. Aquí os proponemos unos cuantos:

  1. Cadenetas de corazones: basta con que recortes corazones de cartulina con diferentes formas y colores hagas agujeros, y los unas con hilo grueso. Después, puedes colgarlas donde quieras.
  2. Flores de papel: pueden ser de seda o de origami. En otros artículos de esta página puede encontrar cómo construirlas tú mismo. En todo caso, también puedes optar por flores naturales. Sobre la cama puedes construir un corazón con pétalos de rosas rojos. Le encantará.
  3. Globos rojos: puedes llenar el dormitorio con éstos. Ten paciencia a la hora inflarlos, eso sí y hazlo con calma: no te vayas a marear.
  4. Velas: una iluminación más tenue favorece el romanticismo, que conectéis en un nivel más intimo que de costumbre.
  5. Fotos. Sorpréndele cuando llegue habiendo imprimido fotos de vuestros mejores momento y habiéndolas puesto por la casa. También puedes pegarlas sobre los corazones de la cadeneta que te propusimos en el primer punto.
  • Adornos de San Valentín01

  • Adornos de San Valentín02

  • Adornos de San Valentín03

  • Adornos de San Valentín04

  • Adornos de San Valentín05

  • Adornos de San Valentín06

  • Adornos de San Valentín07

  • Adornos de San Valentín08